Lo diplomáticos al Papa: su actividad es esperanza para tantos pueblos

Esta mañana tuvo lugar el habitual encuentro del Pontífice con el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede. El Decano y Embajador de Chipre, Georgios F. Poulides, dirigió su saludo de inicio de año a Francisco en nombre de todos los miembros del Cuerpo Diplomático, agradeciéndole por su obra incansable a favor del diálogo, la paz, la solidaridad, la ecología integral y el encuentro entre las generaciones.

Ciudad del Vaticano

“En esta ocasión, quisiera recordar cómo usted, hace un año, en esta misma circunstancia, nos invitaba a creer en los valores de la diplomacia multilateral”: son palabras del Decano del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, Georgios F. Poulides, en el discurso dirigido al Santo Padre Francisco con ocasión del habitual encuentro que tiene lugar a inicio del año, en el Vaticano.

Tras presentar en nombre de todo el Cuerpo Diplomático los “mejores deseos de buena salud y de fructífera continuación de su misión apostólica” al romano Pontífice, el Decano Poulides observa cómo, aún hoy, en el mundo global, se están afirmando “los nacionalismos y los particularismos”,  hasta el punto de poder hablar “de una tercera guerra mundial a pedazos”, y agrega: “hoy, estamos todavía a tiempo para evitar los errores del pasado”, que llevaron por la falta de una ‘diplomacia del diálogo’ a guerras calientes o frías. “Su Santidad, – asegura – su trabajo ilumina el camino e indica el camino que nuestras diplomacias pueden seguir, construyendo puentes de diálogo y no muros”.

La promoción del diálogo ecuménico e interreligioso

En su discurso, el Embajador de Chipre recuerda los viajes realizados por el Papa Bergoglio en el 2019, con la intención de “promover el diálogo”. Comenzando por Abu Dhabi en los Emiratos Árabes, donde firmó, junto con el Gran Imán de Al Azhar, Ahmad Al-Tayyeb, el Documento sobre la Fraternidad Humana. Y también, la visita a Marruecos, ocasión en la que reiteró la importancia de este texto, subrayando que “es esencial participar en la construcción de una sociedad abierta, plural y solidaria, desarrollar y asumir constantemente y sin rendirse la cultura del diálogo como camino a recorrer”. Y no pueden pasar desapercibidos – continúa el Decano del Cuerpo Diplomático – los viajes a Rumanía, Bulgaria y Macedonia del Norte, donde Francisco “invitó a los cristianos a reconocerse como hermanos en la diversidad, en el reencontrar la unidad”.

Asia y África: solidaridad, paz y ecología

Refiriéndose al Viaje Apostólico a Asia, el Decano del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede evidencia el acento puesto por el Pontífice en la necesidad de una “ética global de solidaridad y cooperación”, en oposición a la “cultura del descarte”. En Tailandia – agrega – relanzó el llamamiento para la acogida de los refugiados y en Japón advirtió sobre la inmoralidad de las armas nucleares excluyendo que la paz pueda construirse sobre el temor de la recíproca destrucción”.

“El único instrumento digno y capaz de garantizar una paz duradera es la cultura del diálogo.”

“En el continente africano, – continúa el Decano –  siguiendo los pasos de Su Santidad, hemos observado cómo la paz y la reconciliación parecen ser procesos reales y cómo la esperanza es un sentimiento más que justificado”. A Mozambique llegó con el objetivo contribuir a “fortalecer el proceso de paz ya iniciado”; en Madagascar  exhortó a la “promoción de la ecología integral el respeto al medio ambiente y la justicia social mientras que en Mauricio animó al país a continuar en su camino de integración entre los diferentes grupos étnicos y culturas”.

Educación y escucha intergeneracional para una sociedad unida

Georgios  Poulides evidencia el papel central que tiene para Francisco la escucha intergeneracional en la “construcción de una sociedad unida y pacífica” y remarcando también la voluntad del Papa de ofrecer lugares de confrontación y diálogo, recuerda el “evento mundial que se celebrará el 14 de mayo de 2020 con el objetivo de formar una amplia alianza educativa entre todos los componentes de la sociedad, civil y política, y con las generaciones jóvenes”. “Una oportunidad concreta para empezar a construir ‘la aldea de la educación’ en nombre de la fraternidad humana a través del respeto de las diversidades”.

Amor por la humanidad que llama a no temer el cambio

En la conclusión, el Decano Poulides agradece en nombre de la familia diplomática por la fuerza que les ha transmitido el Papa durante el 2019:

“Usted impulsa a la Iglesia y a todos nosotros a mirar con amor y esperanza a la humanidad del siglo XXI: esa humanidad -como usted dijo a la Curia Romana- que “llama, interroga y provoca, es decir, llama a salir y no temer el cambio”.”

FUENTE VATICAN NEWS

Leave a Reply

Your email address will not be published.